Índice de vulnerabilidad al cambio climático

La presente investigación propone un índice de vulnerabilidad de los territorios cafetaleros ante al cambio climático con base en la propuesta generada por el centro de ciencias de la atmósfera de la UNAM, con modificaciones asociadas a la unidad espacial de análisis (área de control de INEGI) que cabe destacar, contempla la dinámica de los estadios fenológicos del café y su relación con los escenarios de cambio climático (exposición), así como la tipificación de los productores en función del destino de la producción, origen de los ingresos y nivel de marginación para modelar la sensibilidad. Los indicadores de los que está compuesto el índice de vulnerabilidad de las unidades de producción del café son: Exposición, Sensibilidad y Capacidad Adaptativa. Cada uno de ellos está compuesto por distintas variables que serán desglosadas a continuación.

1. Exposición

La exposición se refiere al tipo y grado, o naturaleza, a la que un sistema está expuesto a variaciones climáticas significativas. El análisis de cambio climático observado se relaciona con cambios del comportamiento de la precipitación, temperatura, y de eventos extremos. Ese análisis se basa en el clima observado y los escenarios de cambio climático (INECC, 2012). Para la elaboración del indicador exposición se utilizaron variables del Censo Agropecuario del 2007 y se estudiaron las fases fenológicas de la plata del café (Ver tabla 1) para ver que tanto afectaba el cambio climático dichas fases. Para ello se utilizaron tres modelos de circulación general tomando en cuenta el futuro cercano y el lejano: GFDL_CM3, HADGEM2_ES y REA. Las variables del Censo Agropecuario usadas fueron divididas entre las unidades de producción y  posteriormente normalizadas, como se muestra a continuación:

Para estimar los valores máximo y mínimos de precipitación y temperatura media de los modelos de circulación general en relación con las fases fenológicas del café (Ver Tabla 1), se utilizaron datos mensuales de la página de UNIATMOS (Ver Tabla 2).

Tabla 1. Fases fenológicas del café.

Tabla 2. Variables usadas para estimar los valores extremos de precipitación y temperatura.

Se escogieron los modelos de circulación general que contenían los valores máximos y mínimos de precipitación y temperatura para cada mes, luego se sumaron todos los resultados de los meses y se normalizaron.

En el mapa 1 se observan los distintos grados de exposición al cambio climático de los cultivos de café en la región sur sureste. En el estado de Guerrero los cultivos de café de la región costa grande, centro y región montaña destacan con categorías de exposición medias y  bajas, y en menor proporción, con categorías de exposición altas. En el estado de Oaxaca los cultivos de café con mayor exposición al cambio climático (categorías de exposición media, alta y muy alta) se encuentran dispersos en la zona de Papaloapan, la zona nororiente de la región sierra norte, la región costa y la zona sur de la región sierra sur. Los cafetales del estado de Chiapas con mayor exposición al cambio climático (categorías altas y muy altas) se concentran en la región del soconusco, la selva zoque, las  montañas del norte, los altos y algunas zonas esparcidas de la selva maya. Los cultivos de café presentes en la sierra madre destacan con categorías de exposición medias y bajas.

Las categorías de exposición alta y muy alta al cambio climático del café en Veracruz, se concentra en la región de los tuxtlas; las categorías de exposición media-altas se distribuyen sobre la zona sur de la huasteca baja, la región Nautla y las montañas. Los cafetales ubicados en la región capital y en la zona oriental de la región Las montañas, forman un continuo de baja exposición. Por su parte, los cultivos de café de Puebla se concentran en la sierra norte y en la sierra nororiental del estado. Allí se observan predominantemente categorías de exposición media y alta, y en menor proporción, exposición muy alta al cambio climático. En el caso de Tabasco, debido a la poca superficie destinada a la producción de café (1,039 ha en 2007 y 358 ha en 2017) (SIAP 2007; 2017), no se lograron capturar dentro del análisis polígonos con presencia del cultivo, y por ello no se observan categorías de exposición (mapa 1), sensibilidad (mapa 2), capacidad adaptativa (mapa 3), ni vulnerabilidad (mapa 4) para los escasos cafetales de este estado. 

Mapa 1. Exposición al cambio climático de los cultivos de café en la región sur sureste. 

Incluir en la caracterización una unidad de medida que representara a los productores y sus capacidades diferenciales resultaba indispensable, especialmente sobre el panorama de inequidad social bajo el cual se cultiva café en el sur sureste. Por ello, y con la intención de visibilizar a los caficultores dentro del análisis se incluyeron las unidades de producción (UP). En un sentido netamente conceptual, una UP es la unidad económica conformada por uno o más terrenos ubicados en un mismo municipio, en donde al menos alguno de ellos se realiza actividades agropecuarias o forestales, bajo el control de una misma administración. Si la administración tiene terrenos ubicados en otro municipio, se considera como otra unidad de producción; esto es, habrá tantas unidades de producción como municipios ocupen sus terrenos (INEGI, 2017). En la región sur sureste existen 274,470 UP cafetaleras, de ellas el 54 % (148,261) están bajo tierras de tenencia tipo “otros”, dentro de los cuales se contemplan pequeña propiedad y propiedad privada; el 34 % (94,357) están en tierras ejidales y el 12 % restante (31,852) corresponden a unidades productivas cafetaleras en territorios comunales (Grafico 1).

Gráfico 1. Unidades productivas cafetaleras por tipo de tenencia de la tierra en la región sur sureste

Los niveles de exposición asociados a las unidades productivas dado el tipo de tenencia de la tierra son diferenciales. El 80.5 % de las UP ejidales (75,953), el 87 % (27,674) de las UP comunales y el 81 % (119,404) de las UP en territorios privados o de pequeños propietarios se encuentran en niveles medios, altos y muy altos de exposición. En general para la región sur sureste, el 81.2 % (223,031) de las UP cafetaleras se encuentran en categorías de exposición considerable (media, alta y muy alta) (Tabla 3).

Tabla 3. Niveles de exposición asociados a las unidades productivas cafetaleras por tipo de tenencia de la tierra en el sur sureste.

2. Sensibilidad

La sensibilidad se entiende como el grado en el que un sistema es potencialmente modificado o afectado por un disturbio. Se forma típicamente por atributos biofísicos del sistema, donde se incluye la topografía, la capacidad de los diferentes suelos para resistir la erosión, tipo de cobertura, etcétera. Sin embargo, la inclusión de variables sociales puede ayudar a mejorar la medición de las sensibilidades siempre que estas se relacionen con el cambio climático (Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), la unidad especial del “Clima“, 2016). La agricultura familiar (AF) genera empleos agrícolas, contribuye en la mitigación de la pobreza, conservación de la biodiversidad y la permanencia de las tradiciones culturales (Salcedo & Guzmán, 2014). La FAO (2014) define a la agricultura familiar como todas las actividades agrícolas de base familiar y está relacionada con varios ámbitos del desarrollo rural (Salcedo & Guzmán, 2014).

La agricultura familiar es una forma de clasificar la producción agrícola, forestal, pesquera, pastoril y acuícola gestionada y operada por una familia y que depende principalmente de la mano de obra familiar, incluyendo tanto a mujeres como a hombres. Por todo lo anterior, la sensibilidad fue estimada a partir del tipo de agricultura familiar que está usando el productor. Para la elaboración del indicador de sensibilidad se tomaron las categorías propuestas por FAO-SAGARPA (Tabla 4), PROINDER (Tabla 5) y RIMISP (Tabla 6). Cada una de las variables se categorizaron y sumaron: FAO-SAGARPA, PROINDER y RIMISP. Por último se dividió entre tres para obtener el resultado de sensibilidad y se normalizó.

Tabla 4. Categorías de sensibilidad dado el tipo de agricultura familiar propuestas por FAO-SAGARPA.

Tabla 5. Categorías de sensibilidad propuestas por PROINDER

Tabla 6. Categorías de sensibilidad dado el tipo de agricultura familiar propuestas por RIMISP

En el mapa 2 se muestran las distintas categorías de sensibilidad de los cultivos de café al cambio climático de la región sur sureste. En el estado de Guerrero destacan en categorías de sensibilidad muy alta y en menor proporción sensibilidad alta, los cafetales de la zona oriental en la región costa grande, de la región costa chica, región montaña y zona centro. En Oaxaca la sensibilidad del café (sensibilidad muy alta) se concentran en la zona costa, la región sierra sur, Papaloapan y sierra norte. Para los cafetos del estado de Chiapas se observa gran sensibilidad (categoría: muy alta) al cambio climático en casi todas las regiones cafetaleras: la región del soconusco, la sierra madre, la zona sur de la selva zoque, las montañas del norte, los altos y buena parte de los cultivos de café de la selva maya. Al igual que para Chiapas, la mayoría de cafetales de Veracruz, ubicados en las regiones: Huasteca baja, Nautla, Capital, Las montañas y Los tuxtlas; y los cafetales de Puebla, concentrados en la sierra norte y en la sierra nororiente, y dispersos en el resto del estado (regiones: Angelópolis, Valle de Atlixco y matamoros, Mixteca, Valle Serdán, y Tehuacán-Sierra Negra) presentan niveles muy altos de sensibilidad al cambio climático. Es importante destacar que la sensibilidad de los cultivos de café de la región sur sureste, es predominante extrema (muy alta y alta); de manera general se observaron pocas categorías intermedias y bajas.

Mapa 2. Sensibilidad al cambio climático de los cultivos de café en la región sur sureste. 

Los niveles de sensibilidad asociados a las unidades productivas dado el tipo de tenencia de la tierra son diferenciales. El 97  % de las UP ejidales (91,731), el 93.4 % (29,762) de las UP comunales y el 95 % (140,641) de las UP de territorios privados o de pequeños propietarios se encuentran en niveles medios, altos y muy altos de sensibilidad. En general para la región sur sureste, el 96 % (262,134) de las UP cafetaleras se encuentran en categorías de sensibilidad considerable (media, alta y muy alta) (Tabla 7).

Tabla 7. Niveles de sensibilidad asociados a las unidades productivas cafetaleras por tipo de tenencia de la tierra en el sur sureste.

Desde la visión de la agricultura familiar de FAO-SAGARPA (Tabla 8) se pueden caracterizar tres entornos:

  1. La clase de agricultura familiar de transición es la que contiene el 83.1% de las Ups, con el 75.3% de la superficie sembrada y cosechada, cuyo volumen de producción alberga el 76% de las toneladas de la región, con rendimientos promedio de 2.2 ton/ha. La característica predominante en este entorno es que las UP venden su producción, donde el canal de comercialización dominante son los intermediarios y mayoristas.

  2. La agricultura familiar de subsistencia alberga el 11.2% de las Ups con el 9% de la superficie sembrada y cosechada que contiene el 8.9% del volumen de producción y rendimientos de 1.94 ton/ha. En este ámbito la predominancia de producción está asociada al consumo familiar y de los animales de los productores.

  3. La agricultura familiar empresarial con el 1.4% de las unidades de producción con el 1.5% de la superficie sembrada y cosechada y el 1.5% del volumen nacional con los mejores rendimientos de esta tipología (1.9 ton/ha). Donde destaca la predominancia de UP que comercializan mediante agroindustrias, cadenas comerciales y exportadoras.

  4. Tabla 8. Distribución nacional de los territorios cafetaleros por agricultura familiar desde la visión FAO-SAGARPA.

  5. De acuerdo con la aproximación de PROINDER, la clase predominante en la concentración de las unidades productivas (UP) cafetaleras es la inferior especializado con el 81.5% de los productores, que representa el 74% de la superficie sembrada y cosechada y es equivalente al 72.4% del volumen de producción con un rendimiento de 2.2 ton/ha. La clase Inferior especializado tiene presencia en la mayoría de las regiones económicas cafetaleras, aunque destaca la región costa Chica en Guerrero, que a su vez es la región con mejores rendimiento del país (3.5 ton/ha) (Tabla 9).

    Tabla 9. Distribución nacional de los territorios cafetaleros por agricultura familiar desde la visión PROINDER.

  6. Dada la aproximación RIMISP de las 265,653 unidades de producción (Tabla 10), el 82.7% se clasifica como agricultura familiar especializada, la cual contiene 75% de la superficie sembrada y cosechada y el 74% de la producción de la región, con rendimientos promedio de 2.2 toneladas por hectárea. La cual se lleva a cabo en entornos donde predominan productores que sus ingresos provienen de la labor agropecuaria.

    Mientras que la agricultura familiar pluriactiva contiene el 12.9% de la Ups, que representa el 11.3% de las superficies sembradas y cosechadas y el 11.2% del volumen de producción con rendimientos promedio por hectárea de 2.1 toneladas. Donde los ingresos mayoritariamente provienen de otras actividades, remesas y apoyos gubernamentales. Sólo el 4.4% de las UP se encuentran en territorios sin predominancia de agricultura familiar.

    Tabla 10. Distribución nacional de los territorios cafetaleros por agricultura familiar desde la visión RIMISP.

3. Capacidad adaptativa

La capacidad adaptativa es la capacidad de un sistema para hacer frente al cambio climático, moderar los daños potenciales, aprovechar las oportunidades, o para asumir las consecuencias (Parry et al. 2007). La capacidad adaptativa de una sociedad refleja la aptitud que tiene para modificar sus características o comportamientos y enfrentar de una mejor manera los factores que impulsan el cambio (UNIATMOS, 2014). Para la elaboración del indicador capacidad adaptativa se utilizaron las variables del censo agropecuario 2007 y la densidad de caminos (accesibilidad) para crear los cinco capitales (humano, social, natural, físico y financiero). La comprensión de la naturaleza de los capitales anteriormente mencionados se abordó a partir del concepto de medio de vida (posibilidades, activos ‘incluyendo recursos tanto materiales como sociales’ y actividades necesarias para ganarse la vida) (Urueña & Martínez, 2017). Los activos o capitales hacen referencia a los bienes tangibles e intangibles, capacidades, y demás recursos que tienen o a las que pueden acceder las personas para alcanzar sus objetivos de medios de vida (Urueña & Martínez, 2017). Las variables incluidas para calcular cada uno de los capitales se muestran en la Tabla 11. Al final se sumaron todos los capitales y se dividió entre cinco para obtener el valor de capacidad adaptativa.

Tabla 11. Variables usadas para el cálculo de los cinco capitales.

En el mapa 3 se reflejan las cinco categorías correspondientes a la capacidad adaptativa de los cultivos de café ante el cambio climático para la región sur sureste.  En contraste con el mapa de sensibilidad (Ver mapa 2), en el mapa de capacidad adaptativa se observan casi exclusivamente categorías bajas y muy bajas para la totalidad de las zonas cafetaleras de los cinco estados. Para Guerrero destacan los cultivos de café de la región costa grande, región centro y región montaña como los de menor capacidad adaptativa ante el cambio climático. En el estado de Oaxaca los cafetales de la zona costa, región sierra sur, Papaloapan, Cañada y Sierra norte son las zonas con menor capacidad adaptativa. En Chiapas, Veracruz y Puebla coinciden todas las zonas cafetaleras con muy alta sensibilidad como las de menor capacidad adaptativa. A continuación se mencionan las regiones de menor capacidad adaptativa para cada estado: Chiapas: región del soconusco, sierra madre, selva zoque, montañas del norte, los altos y la selva maya; Veracruz: Huasteca baja, Nautla, Capital, Las montañas y Los tuxtlas; y Puebla: sierra norte, sierra nororiente, y cafetales en las regiones Angelópolis, Valle de Atlixco y matamoros, Mixteca, Valle Serdán, y Tehuacán-Sierra Negra.

Mapa 3. Capacidad adaptativa al cambio climático de los cultivos de café en la región sur sureste. 

Los niveles de capacidad adaptativa asociados a las unidades productivas dado el tipo de tenencia de la tierra se concentran únicamente en las categorías muy bajas y bajas de capacidad adaptativa. Independientemente del tipo de tenencia, el 99.97 % (274,387) de las UP cafetaleras del sur sureste de México se encuentran en el nivel “muy bajo” de capacidad adaptativa, y solo el 0.03 % restante (83 UP) presentan capacidad adaptativa “baja” (Tabla 12).

Tabla 12. Niveles de capacidad adaptativa asociados a las unidades productivas cafetaleras por tipo de tenencia de la tierra en el sur sureste.

4. Vulnerabilidad al cambio climático

La vulnerabilidad fue calculada usando la siguiente ecuación:

La exposición y la sensibilidad sumadas representan el impacto del cambio climático en el café. Por su parte, la capacidad adaptativa representa el potencial humano y económico para implementar acciones.

En el Mapa 4 se observan las cinco categorías resultantes del índice de vulnerabilidad al cambio climático de las zonas cafetaleras de la región sur sureste. En Guerrero se pueden resaltar categorías de vulnerabilidad baja, media y alta en la región costa grande y zona centro; y categorías de vulnerabilidad predominantemente alta en la región montaña. Por su parte, de los cafetales en el estado de Oaxaca se destacan los colindantes de la zona costa con la región sierra sur, las zonas colindantes de la región Papaloapan con la región cañada y la sierra norte, y los cafetos de la zona central de la sierra norte como los de mayor vulnerabilidad. En Chiapas el escenario parece más dramático, la mayoría de las regiones con presencia de cultivos de café se encuentran en categorías de vulnerabilidad altas y muy altas, especialmente las zonas cafetaleras de la región soconusco, las montañas del norte, los altos, la zona sur de la selva zoque y parte del café en la selva maya. En el estado de Veracruz resaltan los cultivos de café de las regiones Huasteca baja, Nautla y Los tuxtlas con categorías de vulnerabilidad alta y muy alta ante el cambio climático. Finalmente, en el estado de Puebla, los cafetales de la sierra norte y la sierra nororiente son los de mayor vulnerabilidad a los drásticos cambios climáticos esperados (niveles medios y altos).

Mapa 4. Índice de vulnerabilidad al cambio climático de los cultivos de café en la región sur sureste. 

Del total de unidades de producción de café en la región sur sureste (274,410), el 3.95 % (10,844) se encuentran en categoría de vulnerabilidad al cambio climático muy alta, el 52.55 % (144,186) en categoría alta, el 35 % (96,098) en categoría media y el 8.5 % restante (23,342) en categorías de vulnerabilidad baja y muy baja. Respecto al total de superficie plantada de café en la región sur sureste (576,277 ha), el 3.29 % (18,993 ha) se encuentra en categoría de vulnerabilidad muy alta, el 44.79 % (258,163 ha) en categoría alta, el 34.39 %  (198,190 ha) en categoría media y el 17.53 % (100,931 ha) restante en categoría de vulnerabilidad baja y muy baja.

Dado el volumen de producción total de café (928,616 ton), el 2.94 % (27,313 ton) presenta vulnerabilidad muy alta al cambio climático, el 41.59 % (386,252 ton) alta, el 35.77 % (332,214 ton) en categorías de vulnerabilidad media y el 19.7 % (182,837 ton) restante del volumen de producción tiene vulnerabilidad baja y muy baja (Tabla 13). Por todo lo anterior se puede concluir que el 91.8 % de las unidades de producción, el 82.47 % de la superficie plantada de café y el 80.3 % del volumen de la producción en el sur sureste de México se encuentran en categorías considerables de vulnerabilidad ante el cambio climático.

 

Tabla 13. Categorías de vulnerabilidad por unidades de producción cafetalera, superficie plantada de café y volumen de producción.

*Fuente: censo agropecuario y ejidal de INEGI 2007.

Los niveles de vulnerabilidad al cambio climático de las unidades productivas dado el tipo de tenencia de la tierra son diferenciales y se concentran principalmente en la categoría de vulnerabilidad alta. El 91.3 % de las UP ejidales (86,150), el 92.3 % (29,392) de las UP comunales y el 91.4 % (135,586) de las UP de territorios privados o de pequeños propietarios se encuentran en niveles medios, altos y muy altos de vulnerabilidad. En general para la región sur sureste, el 92 % (251,128) de las UP cafetaleras se encuentran en categorías de vulnerabilidad considerable (media, alta y muy alta) (Tabla 14).

 

Tabla 14. Niveles de vulnerabilidad al cambio climático asociados a las unidades productivas cafetaleras por tipo de tenencia de la tierra en el sur sureste.

Sabiendo que la variabilidad del clima es el principal factor responsable de las oscilaciones anuales de la producción de café (Rivera et al., 2013), es indispensable entender el cambio climático y su vínculo con la producción cafetalera. De manera urgente, intensificar estudios y ampliar el conocimiento de la problemática que oriente la evaluación asertiva de la vulnerabilidad en las unidades y sistemas de producción de café, y ayude a entender a los productores las particularidades asociadas al nivel de vulnerabilidad de sus sistemas productivos y las posibles soluciones para mejorar la producción. Dimensionar las capacidades potenciales para producir café a través de estrategias más amigables con el ambiente, que a la vez mantengan alta rentabilidad es indispensable para transitar hacia modelos productivos sostenibles que representen para el productor mejoras directas en sus medios de vida, y contemplen las vulnerabilidades particulares de los sistemas en torno a los cambios climáticos esperados.     

Por ello, se hace primordial orientar geográficamente los recursos y las acciones públicas para atenuar de forma territorialmente diferenciada la tendencia de maximizar densidades y rendimientos mediante el establecimiento de cafetos de corta talla y vida breve, cultivados a pleno sol y reforzados con altas dosis de agroquímicos. Para lograrlo, es importante promover la conversión, fomento y mercadeo de variedades desarrolladas en sistemas agroecológicos que modifiquen las tendencias de degradación en las formas de producción y los servicios ecosistémicos que en muchos territorios se están promoviendo por los sistemas de producción extensivos. También, es clave atenuar las tendencias en el cultivo de café basadas en el bajo costo y la estandarización de las variedades, mediante estrategias y programas que fomenten el cultivo y la comercialización del café de especialidades (CentroGeo, 2018).

 

Referencias

Aceves-Navarro, L.A., Rivera-Hernández, B., Juárez-López, J.F., David Jesús Palma-López, D.J., Hernández-Gómez, M., González-Mancillas, R. 2018. Impacto del cambio climático en la adaptación del cultivo de café Coffea arabica L, en el estado de Tabasco, México. 67 (3). En prensa Revista Acta Agronómica.

Adger, W. N. 2006. Vulnerability. Global Environ. Change 16: 268-281. DOI: 10.1016/j.gloenvcha. 2006.02.006

Anta Fonseca, Salvador. 2006. El café de sombra: un ejemplo de pago de servicios ambientales para proteger la biodiversidad. Gaceta ecológica 80: 19-31. Instituto Nacional de Ecología, México.

ASERCA, Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarias. 2013. Escenario actual del café. SAGARPA. 16 p. http://www.aserca.gob.mx/Paginas/default.aspx.


Benítez-García, E., Jaramillo-Villanueva, J. L., Escobedo-Garrido, S., & Mora-Flores, S. 2015. Caracterización de la producción y del comercio de café en el municipio de Cuetzalan, Puebla. Agricultura, sociedad y desarrollo12(2), 181-198.

Brown, M.E. 2016. Climate extremes, climate variability and climate smart agriculture." Chapter 2 in Climate Change and Agricultural Development: Improving Resilience Through Climate Smart Agriculture, Agroecology and Conservation. Nagotho U.S. ed. NY, NY, Rutledge Earthscan Food and Agriculture Series: 21.

Camargo, M. B. P. 2010. The impact of climatic variability and climate change on Arabic Coffee crop in Brazil. Bragantia 69: 239-247

Centro de Ciencias de la Atmósfera Universidad Nacional Autónoma de México (UNIATMOS). 2014. Escenarios de cambio climático. 65 p

Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial (CentroGeo) (2018). Recomendaciones para activar una estrategia de recuperación de las zonas Cafetaleras de México. Recuperado de la página web “Tendencias económicas y productivas de la actividad cafetalera en la Región Sur-Sureste”. Publicado el 27 de septiembre de 2018. Disponible en: http://idegeo.centrogeo.org.mx/ms/iniciativa_IICA/narrative/348

COMCAFÉ. 2013. Programa Institucional. Comisión para el Desarrollo y Fomento del Café de Chiapas (COMCAFÉ) 2013-2108.

Cortés Granado, V. M. 2011. "Agroecología del agrosistema Café (Coffea Arabiga) y su relación con la erodabilidad de las laderas en el valle de Orosi, Cartago, Costa Rica, Anuario de Estudios Centroamericanos núm. 37

DÍAZ, M., FLORES, E., & MONTALBÁN, Z. 2015. Efectos de los abonos orgánicos a base de pulpa de café, compost, gallinaza en plántulas de café (Coffea arabica) en la finca" El bosque" Comunidad Buena vista, Municipio San Juan del Rio Coco, Madriz, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua-León. 

Escamilla P., E. 2016. Las variedades de café en México ante el desafío de la roya. En: Breves de Políticas Públicas. Boletín Informativo. Programa mexicano del carbono. Proyecto Una REDD para Salvar la Sombra-de la Sierra Madre de Chiapas.http://pmcarbono.org/pmc/descargas/proyectos/redd/Breves_de_Politicas_Publicas_No.4-Variedades_de_cafe_en_Mexico.pdf

FLORES, F. 2015. La producción de café en México: ventana de oportunidad para el sector agrícola de Chiapas. Espacio I+D. Innovación más Desarrollo 4 (7): 174-194.

Galeana-Pizaña, M (2018). Agricultura Familiar PROINDER-IICA. Recuperado de la página web “Tendencias económicas y productivas de la actividad cafetalera en la Región Sur-Sureste”. Publicado el 27 de septiembre de 2018. Disponible en: http://idegeo.centrogeo.org.mx/ms/iniciativa_IICA/narrative/342

Gould, W.A., Fain, S.J., Pares, I.K., McGinley, K., Perry, A., Steele, R. 2015. Caribbean Regional Climate Sub Hub Assessment of Climate Change Vulnerability and Adaptation and Mitigation Strategies. United States Department of Agriculture, pp. 67

Gutiérrez, M. and Espinosa, T. 2010. Vulnerabilidad y adaptación al cambio climático Diagnóstico inicial, avances, vacíos y potenciales líneas de acción en Mesoamérica. Banco Interamericano de Desarrollo, (IDB-TN-144), pp.16-26.

Henareh A, Gould WA, Harmsen E, Terando A, Quinones M, Collazo JA. 2016. Climate change implications for Tropical Islands: interpolating and interpreting statistically downscaled GCM projections for management and planning. J Appl Meteorol Climatol 55(2):265–282


ICC. 2009. Climate Change and Coffee Report. International Coffee Council. Available: http://www.ico.org/documents/icc-103-6-r1e-climate-change.pdf 

INEGI (2017). Encuesta Nacional Agropecuaria 2017. Glosario. Disponible en: https://www.inegi.org.mx/app/glosario/default.html?p=ena2017

IPCC (Intergovernmental Panel of Climate Change). (2014). Climate Change 2014, Synthesis Report. Contributions of Working Groups I, II and III to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel of Climate Change. [Core Writing Team, R. K. Pachauri and L. A. Mayer (eds.)]. IPCC, Geneva, Switzerland, 151 p.

Jáuregui-Arenas S., Álvarez-Ávila M.C., Escamilla-Prado E., Olguín-Palacios C. 2016. Agroempresas familiares de café diferenciado y de especialidad de las altas montañas, Veracruz. En: Gallardo-López, Felipe (Editor). 2016. Innovando el Agro Veracruzano 2016. Frente a los retos de la relación Sociedad-Naturaleza. Colegio de Postgraduados, Veracruz, México. pp: 609-636.

Jiménez, A., Garduño, A (2018). Tendencias económicas y productivas de la actividad cafetalera en la Región Sur-Sureste. Recuperado de la página web “Tendencias económicas y productivas de la actividad cafetalera en la Región Sur-Sureste”. Publicado el 27 de septiembre de 2018. Disponible en: http://idegeo.centrogeo.org.mx/ms/iniciativa_IICA/narrative/347

Karmalkar AV, Taylor MA, Campbell J, Stephenson T, New M, Centella A et al. 2013. A review of observed and projected changes in climate for the islands in the Caribbean. Atmósfera 26(2):283–309

Mariscal, A. 2011. El café orgánico de Chiapas crece a contracorriente y sin incentivo. CNN México.

Martínez, M.A., V. Evangelista, F. Basurto, M. Mendoza y A. Cruz-Rivas. 2007. Flora útil de los cafetales en la Sierra Norte de Puebla, México. Revista Mexicana de Biodiversidad 78(1):15-40.

Mase AS, Prokopy LS. 2014. Unrealized potential: a review of perceptions and use of weather and climate information in agricultural decision making. Weather, Climate, and Society 6(1):47–61

Moguel, P. y V.M. Toledo. 2004. Conservar produciendo: biodiversidad, café orgánico y jardines productivos. Biodiversitas 55:2-7.

Parry, M.L., Canziani, O.F., Palutikof, J.P., van der Linden, P.J., Hanson, C.E. (eds). 2007. Climate Change 2007: Impacts, Adaptation and Vulnerability. Contribution of Working Group II to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, Cambridge University Press, Cambridge, UK.

Pérez P., E. y D. Geissert K. 2006. Zonificación agroecológica de sistemas agroforestales: el caso café (Coffea arabica L.) - Palma Camedor (Chamaedorea elegans Mart.). Inerciencia 31: 556-562.

Rivera, M., Nikolskii, I., Castillo, M., Ordaz, V., Díaz, G. y Guajardo, R. 2013. Vulnerabilidad de la producción del café (Coffea arabica L.) al cambio climático global. Terra Latinoamericana, 305-313.

SAGARPA. 2008. Agenda de Innovación Tecnológica Guerrero 2008-2011 Chilpancingo, Guerrero.

SAGARPA. 2011a. Plan de innovación en la cafeticultura de México México, D. F., 165 p.

SAGARPA. 2011b. Plan de Innovación de la Cafeticultura en el estado de Guerrero San Luis Acatlán, Guerrero

SAGARPA. 2013. Plan estratégico sectorial del estado de guerrero.

SAGARPA-SIAP. 2016.  Atlas Agroalimentario 2016 - México siembra éxito.

Salcedo, S., & Guzmán, L. 2014. Agricultura familiar en América Latina y el Caribe: recomendaciones de política. Santiago: fAO.

Sánchez-Hernández, S., Escamilla-Prado, E., Mendoza-Briseño, M. A., & Nazario-Lezama, N. 2018. CALIDAD DEL CAFÉ (Coffea arabica L.) EN DOS SISTEMAS AGROFORESTALES EN EL CENTRO DE VERACRUZ, MÉXICO. Agroproductividad11(4).

Senado de la Republica. 2015. Comisión Permanente. Recuperado de http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=cp&mn=4&id=55075

SIAP. 2007. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. http://www.siap.gob.mx/cierre-de-la- produccion-agricola-por-cultivo

SIAP. 2016. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. http://www.siap.gob.mx/cierre-de-la- produccion-agricola-por-cultivo

SIAP. 2017. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. http://www.siap.gob.mx/cierre-de-la- produccion-agricola-por-cultivo

SIAP- SAGARPA. 2010. Padrón Nacional Cafetalero. Servicio de Información. Agroalimentaria y Pesquera SIAP-SAGARPA-AMECAFE. Disponible en: http://www.inforural.com. mx/IMG/pdf/Padron_Nacional_Cafetalero.pdf.

Soto, F., A. Vantour, A. Hernández, A. Planas, A. Figueroa, P. Fuentes, T. Tejeda, M. Morales, R. Vázquez, E. Zamora, H. Alfonso, L. Vázquez, P. Caro. 2001. "La Zonificación Agroecológica del Coffea arabica L. en Cuba. Macizo Montañoso Sagua-Nipe-Baracoa", Cultivos Tropicales vol. 22, núm. 3, pp. 27-51. 

Soto-Pinto, L., Y. Romero-Alvarado, J. Caballero-Nieto y G. Segura Warnholtz. 2001. Woody plant diversity and structure of shade-grown-coffee plantations in Northern Chiapas, Mexico. Revista de Biología Tropical 49:977-987. 

Toledo, V.M. y P. Moguel. 2012. Coffee and sustainability: the multiple values of traditional shaded coffee. Journal of Sustainable Agriculture 36(3):353-377.

Torres L., P., J. G. Cruz C. y R. Acosta B. 2011. Vulnerabilidad agroambientalfrente al cambio climático.Agendas de adaptación y sistemas institucionales. Polít. Cult. 36: 205-232.

Trápaga, Y.; Torres, F. (coordinadores) 1994. El mercado internacional de la agricultura orgánica. Instituto de Investigaciones Económicas, Universidad Autónoma de México. México.