Subproyecto

Desde finales del 2018 se perfilaron las políticas del nuevo gobierno federal para los trabajos de ADESUR, en especial, del FORDECyT en su vertiente ANÁLISIS TERRITORIAL de la Región Pacífico Sur. A partir de lo anterior, se recomendó extender alcances y privilegiar la política denominada "Investigación-Incidencia". En congruencia, se enriqueció el análisis con una línea de investigación aplicada denominada TERRITORIOS DEL MAÍZ, cuyos avances en resultados e incidencia están contenidos en el siguiente VIDEO:

En esta plataforma, se puede consultar el resumen de diferentes metodologías relacionadas al desarrollo de un perfil espacial basado en componentes de la agricultura campesina e indígena de maíz

Regionalización de la Milpa

Se realizó una regionalización que permitió identificar áreas relativamente “homogéneas” basadas en un conjunto de criterios relacionados a la agricultura tradicional de maíz (criterios basados de CONAPO, 2000, 2012; Toledo & Barrera-Bassols, 2009; Aguilar-Benítez et al., 2011; SAGARPA-FAO, 2012; FIDA-RIMISP, 2014; Bellon et al., 2018). El índice de Presencia de Milpa muestra, a través de dos categorías (alta y muy alta), la intersección de aspectos culturales, sociales, económicos, productivos y ambientales, que denotan regiones en donde se cultiva maíz y frijol en un contexto tradicional. La información se visualiza en agregación de unidades productivas (áreas de control) donde se reconocen regiones como la Montaña (Guerrero), Mixteca, Cañada, Sierra Norte (Oaxaca), Altos Tsotsil Tseltal, Tulija Tseltal Chol (Chiapas), por integrar gran parte de áreas continuas con presencia de Milpa.

Distribución y Diversidad de Maíces Nativos

Debido a la importancia de las milpas como parte del patrimonio biocultural, se realizó una aproximación espacial de las razas de maíz nativo (diversidad biológica) y su intersección con la presencia indígena (diversidad cultural). El análisis del perfil espacial de 59 razas de maíces nativos y de la distribución de 66 grupos indígenas brindó elementos para considerar la asociación que existe entre la distribución de la población de cada grupo indígena con la distribución de las razas. La información procesada para realizar dicho análisis, además, se vinculó en una aplicación de análisis que permite conocer por medio de consultas específicas la distribución, la riqueza y la diversidad biocultural expresada en diferentes escalas (estatal, municipal, localidad).

Agricultura Campesina en Ladera y Regionalización de MIAF

Gran proporción de cultivos se distribuyen en laderas típicamente desprotegidas de la erosión hídrica, donde predominan las pequeñas unidades de producción gestionadas por campesinos e indígenas. El uso de la tecnología Milpa Intercalada entre Árboles Frutales (MIAF), particularmente en laderas, es una alternativa para hacer más productiva y sustentable la agricultura tradicional en pequeño (Cortés et al., 2014; Turrent et al., 2017).

En colaboración con el Dr. Antonio Turrent y el Dr. Isabel Cortés (INIFAP y COLPOS) se realizó la selección de criterios asociados al reconocimiento de a) Territorios de agricultura de maíz en laderas y b) La Regionalización del dominio potencial de MIAF. El análisis de la información se basó en la intersección de información espacial que contempló el procesamiento de los terrenos con actividad agrícola, elevaciones continentales, producción de maíz, precipitación anual y erosión del suelo.

Presencia y Diversidad Indígena

El concepto de territorio desde una perspectiva social y cultural, basado en la diversidad de grupos indígenas, parte de una idea central: más que un espacio, el territorio es una construcción social derivada de  un conjunto de relaciones sociales, económicas, políticas, culturales y naturales, que se ligan con identidades individuales y colectivas que usan, significan y se apropian del espacio para satisfacer sus propias necesidades utilitarias y simbólicas; diferenciándose de otros grupos y generando acciones colectivas con base en un proyecto compartido (modificado de Schejtman & Berdegué, 2004; Spíndola, 2016).

 

En este contexto y debido al carácter fundamental de la población indígena como productor originario de maíz, se realizó una regionalización de la distribución y diversidad de grupos indígenas.

En donde la población indígena representada por 10.7 millones de personas (9.5% de la población nacional), estuvo mayormente concentrada en Oaxaca, Chiapas y Yucatán. Sin embargo, tan sólo en Oaxaca y Chiapas se concentra ~30% de la población indígena de México; cada uno al concentrar más de 1 millón de habitantes indígenas.

Acciones de Colaboración Interinstitucionales

La presencia del Programa Producción para el Bienestar (PpB) en la región Pacífico Sur es de suma relevancia al reunir el 32% de los beneficiarios totales del programa (2.4 millones de pequeños y medianos productores). En Pacífico Sur, PpB además integra 5 regiones prioritarias para desarrollar la Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT), la cual se conforma por 97 municipios, en donde se registran más de 226 mil beneficiarios tan sólo para maíz.

Las iniciativas que representan la presencia de actores externos en un territorio inducen a efectos cambiantes en las dinámicas internas (prácticas de manejo ambiental, nuevos nexos con mercados, concentración de formas de propiedad) (Berdegué et al., 2012). Por lo cual, mediante la construcción de un medio de representación espacial de información para la Región 6 de la EAT ubicada en Oaxaca, se inició la conformación de un Sistema de Información Territorial como mecanismo de articulación entre estrategias. Dicha articulación contempla la focalización de territorios con aptitud MIAF vinculados a los Módulos de Intercambio de Conocimientos e Innovación (MICI) de la EAT y a la estrategia de 100 Territorios Libres de Pobreza y Hambre (FAO) en la Mixteca oaxaqueña. Mediante estas colaboraciones, se ha procesado información geográfica pertinente y progresivamente más precisa como guía de acción para el desarrollo de experimentos permanentes de MIAF que funcionen como Faros Agroecológicos (Nicholls & Altieri, 2018).